ACADEMIA DE CHINO EN MADRID. Cursos de chino mandarín en Madrid para grupos de estudiantes o clases particulares.
Cursos específicos de chino para empresas, profesionales, colegios, etc. En nuestra escuela encontrarás profesores nativos de chino y unos precios muy competitivos.

El chino (中文, zhōngwén) es una lengua sino-tibetana, oficial en China, Taiwán y Singapr, y hablado en Indonesia y Malasia. En realidad, se trata más de una familia de lenguas que de una sola lengua, aunque la tradición cultural china prefiere llamar dialectos a sus múltiples variedades lingüísticas.
El chino es el idioma más hablado del mundo (más de 900 millones de hablantes como lengua materna). Es uno de los seis idiomas oficiales de la ONU.
El chino es una lengua analítica y tonal. No tiene flexión verbal (la lengua analítica por excelencia), y se muestra reacia a los préstamos lingüísticos.
El chino se pronuncia con 4 diferentes tipos de tonos.

  • El primer tono "dì yī shēng" (第一声) ej: bā (ocho)
  • El segundo tono "dì èr shēng" (第二声) ej: bá (jalar)
  • El tercer tono "dì sān shēng" (第三声) ej: bǎ (detener)
  • El cuarto tono "dì sì shēng" (第四声) ej: bà (papá)

Denominaciones
Además de zhōngwén existen otras denominaciones autóctonas para el idioma chino. En la República Popular China (RPC), se usa también el nombre hànyǔ (漢語 / 汉语, "lengua de los Hàn"). Por otra parte, a la forma culta normalizada de la lengua se la llama normalmente pǔtonghuà (普通話 / 普通话, "habla común") en la RPC, mientras que en la República de China (Taiwán) se la llama guóyǔ (國語 / 国语, "lengua nacional"). Un tercer término para referirse a la lengua estándar es huáyǔ (華語 / 华语, "lengua china"), utilizado sobre todo en Singapur, Malasia y otras zonas del Sureste asiático. En español, por lo general, el término "chino" se refiere a la lengua estándar, aunque a veces se utiliza el término mandarín para referirse a ésta, cuando se la quiere distinguir de las formas dialectales. El término "mandarín" o "pūtōnghuà" debe usarse con cautela, ya que también puede referirse a los dialectos mutuamente inteligibles que se hablan en el norte, centro y suroeste de China.

"Dialectos" chinos
Distribución geografica de los dialectos chinos
Tradicionalmente, los chinos han llamado dialectos (方言, fāngyán) a lo que es en realidad una familia de lenguas mutuamente inteligibles. A veces se afirma que las diferencias entre estos "dialectos" son similares a las que pueda haber entre las diversas lenguas romances. En cualquier caso, conviene distinguir estos "dialectos" chinos de las demás lenguas de China, como el tibetano o el uigur, por lo que muchos lingüistas prefieren utilizar el término "dialectos" para referirse a estas diversas lenguas de la familia sinítica.
Existen diferentes clasificaciones de los dialectos chinos dependiendo de cuán estricto sea el criterio de inteligibilidad mutua, difícil de definir. Una clasificación habitual es la siguiente:

  • El mandarín (北方話 / 北方话), 836 millones de hablantes.
  • El wú (吳語 / 吴语), 77 millones
  • El cantonés o yuè (粵語 / 粤语), 71 millones
  • Los dialectos mǐn (閩語 / 闽语), 60 millones
  • El jìn (晉語 / 晋语), 45 millones
  • El xiāng o hunanés (湘語 / 湘语), 36 millones
  • El hakka o kèjiā (客家語 / 客家语), 34 millones
  • El gàn (贛語 / 赣语), 31 millones
  • El huī (徽語 / 徽语), 3,2 millones
  • El pínghuà (平話 / 平话), 2 millones

Gramática
Esta sección hace referencia al chino mandarín o pūtōnghuà, 普通话, ("lengua común"), el idioma oficial de la República Popular China.
La gramática del chino es mucho más fácil que la del inglés o la del español. El chino no tiene cambios ni de género ni de número. Sus verbos se mantienen inmutables en todos los casos y en todos los tiempos gramaticales. Por ejemplo shi (el verbo copulativo "ser"). Este verbo no tiene ningún cambio, sea quien sea el sujeto, sea pasado o sea presente.
Esto constituye una importante ventaja que ofrece el chino frente a otras lenguas en su aprendizaje ya que uno puede construir muchas expresiones siempre que conozca cierto número de palabras y maneje algunas reglas gramaticales que son realmente muy simples.

Origen legendario
La tradición china atribuye la invención de los caracteres chinos al personaje legendario Cang Jie, ministro del mítico Emperador Amarillo (Huang Di), quien habría inventado los caracteres inspirándose en las huellas de los pájaros.
Existen otras leyendas menos difundidas sobre el origen de los caracteres. Una de ellas, recogida en el Laozi sitúa el origen de los caracteres en un sistema de nudos en cuerdas. Otra leyenda señala a los ocho hexagramas del Yijing, inventados por el sabio legendario Fu Xi, como precursores de los caracteres.

Orígenes conocidos
Los caracteres chinos más antiguos conocidos se remontan a la época de la dinastía Shang, y se han podido conservar gracias a que se escribieron como hendiduras sobre huesos oraculares y caparazones de tortuga, lo que ha permitido su conservación hasta nuestros días. A esta forma de escritura se la conoce como jiǎgǔwén (甲骨文, "escritura de caparazones y huesos"). A lo largo del siglo XX han sido muy numerosos los descubrimientos de tales huesos y caparazones en excavaciones arqueológicas. Estos hallazgos han contribuido a un conocimiento mucho más científico sobre el origen y la evolución de los caracteres chinos.

Desarrollo histórico
Varios estilos de caligrafía china.
La escritura desarrollada en la época Shang continuó su desarrollo durante la época de la dinastía Zhou. Como consecuencia de la división política característica de esta época, los caracteres se desarrollaron en formas y estilos muy diversos, coexistiendo numerosas variantes para cada carácter. Al estilo de escritura de esta época se le conoce como dàzhuànshū (大篆書, "escritura de sello grande").
Con la reunificación de China bajo el Primer Emperador Qin Shi Huang, una de las numerosas medidas de normalización afectó precisamente a la escritura. Bajo la supervisión del Primer Ministro Li Si, se recopilaron listas con las formas normalizadas de los caracteres. Esta unificación del sistema de escritura dio lugar al estilo de caligrafía xiǎozhuànshū (小篆書, "escritura de sello pequeño"), que utilizaba trazos más angulosos, y menos circulares que los de la escritura de sello grande antigua.
Durante la dinastía Han surgirían otros estilos de caligrafía que se han conservado hasta nuestros días. El lìshū (隸書, "escritura administrativa"), el xíngshū (行書, escritura semicursiva, literalmente "andante"), y el cǎoshū (草書, escritura cursiva, literalmente "de hierba").
El último estilo caligráfico en desarrollarse fue el kǎishū (楷書, "escritura regular"), que alcanzaría su forma actual durante la dinastía Wei del Norte. Éste es el estilo principal hoy en día, el que se utiliza en periódicos y libros, así como en formatos electrónicos.


Para estudiar otros idiomas enlace

escapar a inicio